En este blog quisiera compartir con ustedes mis experiencias personales como aprendíz del inglés como segunda lengua.

Empecé a estudiar inglés como segunda lengua en el grado sexto. En el bachillerato tuve varios profesores y por ende varias metodologías. En general, estudié con un enfoque tradicional en el que lo más importante era adquirir vocabulario y construir oraciones gramaticalmente correctas.  la traducción era una herramienta clave. Durante esos años, los profesores corregían todos los errores cometidos, por los alumnos, pues la producción de los alumnos se debía ajustar a determinados patrones. Estos enfoques estaban  encaminados a las formas linguísticas en aislamiento (Focus on forms), el cual, en mi opinión no fue muy exitoso.

Una vez en la universidad, mis cursos tenían un enfoque comunicativo, el cual me permitió ser más conciente de cómo y cuando usar la  lengua. También tomé algunos cursos de inglés en el consejo británico de Bogotá, para tener la oportunidad de estudiar con hablantes nativos. Esto último, fue para mi muy benefecioso, pues todas las clases eran conducidas en inglés. En el consejo británico,  si tiene previos conocimentos del inglés, debe tomar un éxamen  de clasificación,  de acuerdo con los resutados lo colocan en el curso que ellos crean va a beneficiarle más.  El consejo británico tambien ofrece cursos solamente de gramatica, cursos de escritura y cursos de conversación. Nunca tomé esos cursos avanzados por los tanto no puedo opinar sobre ellos.

También tomé cursos en el Colombo Americano de Bogotá,  estos cursos se centraban tanto en la forma como en el contenido (Focus on Form).   Estos cursos me sirvieron para reforzare normas gramáticales.

Para mi es un poco difícil decidir que enfoque me benefició más, pues estuve expuesta a varios énfoques, y de una u otra manera aprendí algo de cada uno de ellos.

Lo que sí puedo asegurar con vehemencia,  es que ninguno de los enfóques o prácticas  a las cuales estuve expuesta  me prepararon para desarollar una competencia sociolinguistica o pragmática. Considero, que estas últimas sólo se adquieren cuando el estudiante está en un programa de inmersión, o cuando tiene que enfrentarse a un hablante nativo.

Mi inglés, nunca hubiera mejorado si no hubiera tenido la experincia de usar la lengua en contextos reales. Es esa interación la que me permitió  alcanzar además de las competencias linguisticas necesarias para comunicarse en la  L2,  competencias cognitivas y metalinguiticas. Poder pensar sobre la l2 y con la l2 es algo que jamás hubiera aprendido en el aula de clase.

Como profesora de español como segunda lengua, mi reto es encontrar el enfoque que permita a mis estudiantes usar la gramática eficazmente y naruralmente, y a la vez desarrollar en ellos  competencias sociolinguisticas, pragmáticas, cognitivas y metacognitivas.