En los años que llevo enseñando español como lengua extranjera en los Estados Unidos, siempre encuentro la enseñanza de la  gramática como un gran reto. Nuestros estudiantes no quieren aprender, no quieren memorizar, no quieren pensar, quieren que todo se los demos “servido en una bandeja de plata”. Lo más triste es que estos alumnos generalmente poseen  una gran inteligencia y pueden hacer grandes cosas pero rehuzan hacerlo. Para ellos  es más fácil decir “no puedo” que tratar de hacerlo.

Por esta y por muchas otras razones, la enseñanza de la gramática debe ser dinámica, atractiva pero al mismo tiempo, debe ofrecerles retos. (Barajo 2009) considera que el maestro de lengua extranjera debe ser un facilitador y que  la clase de lengua extranjera debe animar el proceso de aprendizaje.

Durante mi curso SPA594 me gustaría indagar acerca de los ultimos modelos propuestos para enseñar la gramática y poder evaluarlos para poder asi, deducir cuales son las mejores práticas docentes o conceptos desde la linguisticas que debo tener en cuenta para enseñar la gramática.

Siempre he enseñado la gramática  a partir de las reglas, me gustaría tratar el próximo año escolar de utilizar el modelo PACE propuesto por  Adair-Hauck and Donato (2002) para que los alumnos tengan la oportuniad de aprender la gramática de otra manera y comparar los resultados con los años anteriores.

Esta investigación bibliográfica sin duda alguna me ha ayudado mucho, y me ha servido para mirar con más cuidado la gramática descriptiva. El artículo que mas disfuté fue sobre la particula  “sé” por Avila (2009), este artículo es un claro ejemplo de como el conocer la gramática descriptiva es necesaria para mejorar nuestras prácticas docentes.

Indudablemete, debo hacer varios ajustes  a mi práctica. Debo analizar con cuidado la explicación gramátical que se encuentra en los libros de texto que utilizo en mi colegio a la  luz de la gramática descriptiva, y dejar que los alumnos deduzcan las reglas de vez en cuando para fomentar un nivel metalinguístico.

¿Qué me queda en mi viaje al Trabjo Final? Para mi el trabajo final es sólo el comienzo de una investigación linguística ardua que debe continuar en el aula de clase; pues son los estudiantes y su nivel de competencia los que validan u invalidan un método o enfoque pedagógico y las teorías  que los subyacen.

Refrencias

Adair-Hauck and Donato, Richard (2002) The PACE Model: A Story-Based Approach to Meaning and Form for Standards-Based Language Learning. The French Review. Vol. 76, No 2.

Avila, López-Pedraza (20090 Anállisis de los usos de se desde la gramática descriptiva. Hispamia, Vol. 92, No.4.